post-title Tratamientos capilares https://abcestetica.es/wp-content/uploads/2018/03/abcesteticafafotopost-trat-cap.jpg March 28, 2018 yes no Posted by
Categories:
Tratamientos capilares
79 visitors
Posted by
Categories:

Tratamientos capilares

Mi tono natural es castaño oscuro.
Hace un mes decidí cambiarme el color a gris, un color que está súper de moda y me encanta. Acudí a mi pelu de toda la vida. No me pusieron ningún problema y comenzaron el trabajo.

No salí lo que se dice convencida con el color, era un gris, sí, pero un gris azulado. Un gris, que con cada lavado iba
variando su color ¡a peor! Y no solo eso, sino que se volvió áspero ¡hasta el punto de no poder cepillarlo!
Me asusté muchísimo.

Entré en abcestética desconsolada, con el pelo azul y verde.
Lo primero que hicieron fue tranquilizarme, ofrecerme una tila, estudiar mi cabello, ofrecerme las opciones que tenía y darme presupuesto.

Me hicieron comprender, que así como ellas no pueden pasar en una sola sesión de oscuro a claro, que yo deseaba, tampoco se podía arreglar “el estropicio” en una sola sesión.

Me aconsejaron que lo mejor era unificar el color, oscurecerlo, aunque eso supusiera volver a mi color original.
No lo dudé, me senté y las dejé hacer. Comenzaron a trabajar mi pelo estropeado, partido y azul.
Lo primero que hicieron fue una pre-pigmentación, después aplicaron el color, un tratamiento SOS y cortaron un poco las puntas (necesita estar mentalizada para cortar gran parte de mi melena y aún no estaba preparada para eso).
Llegué con un cabello totalmente despigmentado, de color Azul y estropajoso.

Salí con un castaño uniforme y aunque no sedoso, si me lo podría peinar en casa.
Dos semanas después regresé a abcestética. Había que aplicar un nuevo tratamiento SOS y cortar algo más.
Estaba totalmente convencida de que me gustaría el resultado. Todo el equipo estaba volcado y pendiente de mi estado de ánimo, puesto que estoy embarazada de 7 meses.

Salí muy contenta y con el ánimo a tope. Mi cabello, ya se ve sano y me hicieron un corte muy estiloso y actual.
Sólo puedo decir que mi experiencia en el salón siempre es muy gratificante. Las chicas me hacen sentir súper cómoda en todo momento, son muy profesionales, atentas y siempre buscan el bienestar de los clientes, por lo menos yo lo siento así.
Llegué con un reto, nada fácil. Consiguieron mejorar, mucho, mi estado de ánimo. Pero, sobre todo, consiguieron que me gustase. Ahora me veo bonita, que en mi situación no es una tarea fácil, puesto que tengo las sensaciones a flor de piel.

La próxima vez que quiera un cambio radical de color, lo haré.
Pero siguiendo las pautas que me marquen mis estilistas de abcestética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *